El proyecto A75 es especial para Pontejos por su dimensión, ya que supone una intervención en una sola vivienda que se mantiene como una unidad de 216m2. La razón de este proyecto es el carácter muy especial y excepcional de este piso, que por un lado cuenta con cuatro balcones a la calle Atocha –a la altura de Antón Martín– y por el otro da a la calle Moratín. Tanto la finca como la vivienda en sí presumen de una gran señorialidad que se ha decidido mantener intacta, concebiéndose una gran vivienda familiar con una configuración más atractiva para la vida contemporánea. A la vez, como en todos los procesos de transformación que promueve Pontejos, el objetivo es hacer reem  La obra arranca en noviembre de 2017 y prevé terminarse en la primavera de 2018.